Oraciones Poderosas y Magicas

.
.
.

viernes, 24 de mayo de 2019

PODEROSA CORAZA DE SAN PATRICIO PARA PROTECCION


La Coraza o Peto de San Patricio es una oración muy popular atribuida a uno de los santos patronos más queridos de Irlanda. Según la tradición, San Patricio lo escribió en el 433 dC. para protección divina antes de convertir con éxito al rey irlandés Laeghaire y sus súbditos del paganismo al cristianismo.

San Patricio, patrono de Irlanda tenia la oposición de todos los brujos de la isla. El santo compuso esta oración para protegerse, como una coraza, de los dardos de sus enemigos.

Esta oración conserva toda la rudeza de la fe de San Patricio (años 380 al 460)

Hay otra posibilidad que sugiere que su autor fue anónimo. En cualquier caso, esta oración refleja ciertamente el espíritu con el que San Patricio llevó nuestra fe a Irlanda.
 
La Coraza de San Patricio, también conocida como La Lorica de San Patricio, y fue lo suficientemente popular como para inspirar un himno basado en este texto también (Esta oración también se ha llamado El grito de los ciervos. ). El término peto se refiere a una pieza de armadura usada en la batalla.
 
Aunque es una oración extensa, es indudable su gran poder de protección. Existe una versión más reducida pero su poder no es el mismo.

 

ORACIÓN

Me levanto hoy
por medio de poderosa fuerza,
la invocación de la Trinidad,
por medio de creer en sus Tres Personas,
por medio de confesar la Unidad,
del Creador de la Creación.

Me levanto hoy
por medio de la fuerza
del nacimiento de Cristo y su bautismo,
por medio de la fuerza
de su crucifixión y su sepulcro,
por medio de la fuerza
de su resurrección y asunción,
por medio de la fuerza de su descenso
para juzgar el mal.

Me levanto hoy
por medio de la fuerza
del amor de Querubines,
en obediencia de Ángeles,
en servicio de Arcángeles,
en la esperanza que la resurrección
encuentra recompensa,
en oraciones de Patriarcas,
en palabras de Profetas,
En prédicas de Apóstoles,
en inocencia de Santas Vírgenes,
en obras de hombres de bien.

Me levanto hoy
por medio del poder del cielo:
luz del sol,
esplendor del fuego,
rapidez del rayo,
ligereza del viento,
profundidad de los mares,
estabilidad de la tierra,
firmeza de la roca.

Me levanto hoy
por medio de la fuerza
de Dios que me conduce:
poder de Dios que me sostiene,
sabiduría de Dios que me guía,
mirada de Dios que me vigila,
oído de Dios que me escucha,
palabra de Dios que habla por mí,
mano de Dios que me guarda,
sendero de Dios tendido frente a mí,
escudo de Dios que me protege,
legiones de Dios para salvarme
de trampas del demonio,
de tentaciones de vicios,
de cualquiera que me desee mal,
lejanos y cercanos,
solos o en multitud.

Yo invoco éste día todos estos poderes
entre mí y el malvado,
contra despiadados poderes
que se opongan a mi cuerpo y alma,
contra conjuros de falsos profetas,
contra las negras leyes de los paganos,
contra las falsas leyes de los herejes,
contra obras y fetiches de idolatría,
contra encantamientos de
brujas, forjas y hechiceros,
contra cualquier conocimiento
corruptor de cuerpo y alma.

Cristo escúdame hoy
contra filtros y venenos,
contra quemaduras,
contra sofocación,
contra heridas,
de tal forma que pueda recibir
recompensa en abundancia.

Cristo conmigo,
Cristo frente a mí,
Cristo tras de mí,
Cristo en mí,
Cristo a mi diestra,
Cristo a mi siniestra,
Cristo al descansar,
Cristo al levantar,
Cristo en el corazón de cada hombre
que piense en mí,
Cristo en la boca de todos los que hablen de mí,
Cristo en cada ojo que me mira,
Cristo en cada oído que me escucha.

Me levanto hoy
por medio de poderosa fuerza,
la invocación de la Trinidad,
por medio de creer en sus Tres Personas,
por medio de confesar la Unidad,
del Creador de la Creación.


OTRA VERSION

"Me envuelvo hoy día
y ato en mí una fuerza poderosa,
la invocación de la Santísima Trinidad,
 la fe en las Tres Divinas Personas,
la confesión de la Unidad
del Divino Creador del Universo.

Me envuelvo hoy día
y ato a mi la fuerza de Jesucristo,
hijo de María, siempre Virgen,
con su bautismo,
la fuerza de su crucifixión y ascensión,
 la fuerza de su vuelta
para el juicio de la Eternidad.

Me envuelvo hoy día y ato a mi
 la fuerza del amor de los querubines,
la obediencia de los ángeles,
el servicio de los arcángeles,
la esperanza de la resurrección para el premio,
las oraciones de los patriarcas,
las predicciones de los profetas,
 las predicciones de los apóstoles,
la fe de los mártires,
la inocencia de las santas vírgenes
y las buenas obras de los confesores.

Me envuelvo hoy día
y ato a mi el amor maternal
y la pureza virginal de María Santísima,
hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo
y Esposa de Dios Espíritu Santo.

Me envuelvo hoy día
y ato a mi el poder del cielo,
 la luz del sol, el brillo de la luna,
el resplandor del fuego,
la velocidad del rayo,
 la rapidez del viento,
la profundidad del mar,
 la firmeza de la tierra,
la solidez de la roca.

Me envuelvo hoy día
y ato a mi
la fuerza de Dios para orientarme,
el poder de Dios para sostenerme,
 la sabiduría de Dios para guiarme,
el ojo de Dios para prevenirme,
el oído de Dios para escucharme,
la palabra de Dios para apoyarme,
 la mano de Dios para defenderme,
el camino de Dios para recibir mis pasos,
el escudo de Dios para protegerme,
 los ejércitos de Dios para darme seguridad
 contra las trampas de los demonios,
contra las tentaciones de los vicios,
contra las inclinaciones de la naturaleza,
contra todos los que desean el mal
de lejos y de cerca
estando yo solo o en la multitud.

Convoco hoy día
todas estas fuerzas poderosas
que están entre mi y esos males,
contra las encantaciones de los falsos profetas,
contra las leyes negras del paganismo,
las leyes falsas de los herejes
contra los conjuros de los brujos y magos,
contra la curiosidad que daña el cuerpo
y el alma del hombre.

Invoco a Jesucristo que me proteja
hoy día contra el veneno,
el incendio, el ahogo, las heridas
para que pueda yo alcanzar
abundancia de premio.

Jesucristo conmigo,
Jesucristo delante de mi,
Jesucristo en mí,
Jesucristo a mi derecha,
Jesucristo a mi izquierda,
Jesucristo en la anchura,
en la longitud, en altura,
Jesucristo en el corazón
de todo hombre que piensa en mi,
Jesucristo en la boca
de todos los que hablan de mi,
Jesucristo en todo ojo que me ve,
Jesucristo en todo oído que me escucha.

Me envuelvo hoy día y ato a mi
una fuerza poderosa,
la invocación de la Santísima Trinidad,
la fe de las Tres Divinas Personas,
la confesión de la Unidad,
del Divino Creador del Universo,
del Señor que es la Salvación,
de Jesucristo que es la Salvación.
Tu Salvación Señor,
esté siempre con nosotros.

Amén

 

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario


IMPORTANTE PARA PUBLICAR TU COMENTARIO:

Se publicarán los comentarios o peticiones pero no los que lleven oraciones en cadena. Tampoco publicaré los que no estén correctamente escritos, es decir con abreviaturas de s.m.s, los comentarios deben llevar todas las letras para que sean legibles por todos.

No publicaré los que lleven nombres y apellidos completos. Para poner nombres, por respeto a la intimidad, si puedes poner abreviaturas o iniciales.

Por favor no pregunten por cuento tiempo se ha de hacer... no todos tienen el mismo problema, la misma fe en la oración, la misma urgencia... las oraciones se han de hacer hasta que la petición se cumple, para unos será un día y para otros un mes... no hay un tiempo establecido.





VISITA MI CANAL EN YOUTUBE

VISITA MI CANAL EN YOUTUBE
ORACIONES DEL MUNDO EN VIDEO

SÍGUEME EN FACEBOOK

.
.

Mi lista de blogs