Oraciones Poderosas y Magicas

.
.
.

jueves, 7 de junio de 2018

ORACIÓN A SAN VICENTE MÁRTIR PARA PEDIR VALOR Y SALIR VICTORIOSO


Glorioso San Vicente,
nuestro singular Patrón,
Mártir invencible del Altísimo,
y vencedor de los tormentos y del Tirano!
 
Tú que sufriste con alegría las penas,
fuerte en resistir,
y humilde cuando vencías,
atribuyendo a Dios tu fortaleza,
pues ni las amenazas, ni el hierro,
ni el fuego, ni los arroyos de tu sangre
pudieron desviarte del amor
de aquel por quien peleabas.
 
Atormentando al Tirano tu valor,
fatigando a los verdugos tu constancia
haciendo burla de su cobardía
y pasando por el martirio,
subiste triunfante al lugar de la gloria.


Seas mi amparo y defensa
en la presente tribulación
en la deseo obtener valor
para salir victorioso:
 
(Exponer el asunto y hacer la petición)
 
Que por tu medio seamos libres de enemigos,
fracasos, derrotas, ruinas, desgracias
y demás penalidades que
atormentan nuestras vidas.
 
 Consigamos por tu intercesión
ver llegar la paz en todo el mundo
y en pacífica unión toda la humanidad,
queden avergonzados y confundidos
todos los que buscan guerras y males
para seguir tributando al Todopoderoso
los mas rendidos cultos,
mientras esperamos verle por eternidades
en la gloria eterna.
 
Amen.

 
 
 
 
 

martes, 5 de junio de 2018

A SANTA CASILDA, ORACIÓN PARA NECESIDADES Y QUE NO FALTE EL SUSTENTO DIARIO

 
Gloriosa Santa Casilda,
que siendo bellísima princesa mora
fuiste escogida por Dios, nuestro Padre,
porque en amor a los más necesitados
alimentabas, socorrías y consolabas
a los cristianos cautivos.

Eres ejemplo de mujer piadosa,
que sacada de las delicias de Palacio,
fuiste conducida a las austeridades del Hiermo,
para ejemplo de Señoras y dechado de eremitas,
siendo favorecida especialmente de María Santísima,
ya consolándote en tus aflicciones,
ya aliviando tus penalidades.

Alcánzame hoy de la Santísima Trinidad
el remedio de mis espirituales
y temporales necesidades y miserias.



Gloriosa Santa Casilda, postrado hoy a tus pies,
te pido, que así como dirigías tus súplicas
a la mayor gloria de la Majestad Divina,
así me alcances de la Santísima Trinidad
el socorro que remedie mis penas,
y la solución a mis necesidades
que son muchas las que en este momento
me afligen y me atormentan.

Sabiendo de tu gran piedad
y conociendo tu gran generosidad
cuando con gran peligro socorrías
a los hambrientos cautivos
llevándoles comida escondida en tus faldas
te pido yo hoy tu auxilio y socorro.

Cuando sorprendida por tu padre
te preguntó por lo que transportabas,
contestando tu que "rosas"
y obrando grandísimo milagro
¡rosas aparecieron al extender tu falda!
realiza hoy por mi
el prodigio de sacarme adelante
dándome la oportunidad
de poder realizar mejoras en mi vida.

Eres el generoso auxilio de Nuestra Señora
movida por la Misericordia de Nuestro Señor,
y espero con gran fe y esperanza
que escuches hoy mi sincera plegaria,
en la que no pido mas que lo que me conviene
para remediar mis males y angustias:

(Hacer ahora una petición a la santa
con mucha fe y esperanza)

Concédenos también santa mía,
el perdón de nuestras culpas
y el auxilio que necesitamos,
para hacer una verdadera penitencia
y un eficaz deseo de querer antes morir,
que ofender a tu amantísimo
Esposo Jesucristo, Señor Nuestro,
para que así logremos acompañarte en la gloria,
por los siglos de los siglos.

Clementísimo Jesús, que viendo
nuestro descuido en lo que mas nos importa,
que es en disponernos
para la ultima hora de nuestra vida,
nos mandáis, que estemos siempre prevenidos,
para que no nos encuentre la hora de la muerte,
en desgracia vuestra, haced,
que así como se dispuso para morir
vuestra amantísima Esposa Santa Casilda
aumentando las penitencias y preparándose,
para recibir los Santos Sacramentos,
y recibiéndolos con la mayor disposición
así yo emplee todos los instantes de mi vida,
en disponerme para el ultimo de ella,
no apartando de mi imaginación el pensamiento
de que me tengo de morir, para que así,
frecuentando los Sacramentos
con la mayor devoción que pueda
y ejercitándome en obras de piedad,
consiga yo lo que tanto deseo,
que es acabar esta vida en Vuestra gracia
y alabaros eternamente en la gloria.

Amén

Demos a Dios las debidas gracias,
ya que en vida y en muerte
honró con tanta liberalidad a su sierva,
procuremos, solícitos, la amistad de quien
puede tanto con Dios:

Seamos verdaderamente devotos de Santa Casilda,
 pidámosla su protección para lo que mas necesitemos
así como para trabajar por los bienes de el Cielo,
para vivir en paz y para morir
en la gracia de Nuestro Señor Jesús,
teniendo un verdadero dolor de nuestras culpas.

La Santísima Trinidad nos conceda,
que sigamos el ejemplo de la vida de Santa Casilda,
y que siempre tengamos su amistad. 



jueves, 17 de mayo de 2018

PARA REZAR EN CASO DE TERREMOTOS, HURACANES Y DESASTRES NATURALES


¡Oh, Poderoso Señor,
que con sola tu voz sacaste
de la nada los cielos y la tierra!

Tú que gobiernas con bondad,
benignidad y justicia el universo,
a Ti acudimos en nuestras necesidades,
porque Tú eres el único que puede salvarnos
de los peligros y tentaciones
en que continuamente nos vemos expuestos
a caer en este valle de miserias y tribulaciones.

Tú, que eres el Juez recto, pero misericordioso,
que decreta la suerte de los hombres y los pueblos,
míranos con ojos de piedad.


No desoigas los lamentos de los pobres pecadores
que, contritos y humillados, se postran ante Ti,
pidiendo compasión para sus extravíos
y olvido eterno para sus delitos.

Líbranos, Señor Omnipotente,
de todas las calamidades con que afliges y castigas
a los que se muestran rebeldes a tus leyes,
y muy especialmente
de los sacudimientos de la tierra,
huracanes, fuegos y ventiscas.

Tú, que la gobiernas;
Tú, que mandas en toda la naturaleza,
puedes concedernos esa gracia por la intercesión
de la Santísima Virgen de los Dolores
y Madre del Amor Hermoso
a quien ocurriremos en nuestra desventura,
pidiéndola su auxilio y saludándola
con las edificantes palabras del arcángel.


Rezar un Ave María.

¡Oh Rey Supremo, que sólo
por redimir a los hombres aceptaste
el gravísimo peso de la Cruz
y sufriste los insultos de tus enemigos!

Haz que no nos pese
cargar la cruz de la mortificación
y tampoco nos duela
observar las reglas de la penitencia.


¡Oh, Amantísimo Señor
que, fatigado con la Cruz,
caíste en tierra sin embargo de tu fortaleza!

Haz que, conociendo
la gravedad de nuestras culpas,
las confesemos confiados
en tu divina clemencia,
para merecer el perdón que anhelamos
y por el cual hace tanto tiempo que suspiramos.

¡Oh Soberano Señor!
Por el dolor que padeciste cuando,
caminando con la Cruz cuestas,
encontraste a tu Santísima Madre,
traspasada de amargura, haz que,
llorando nuestras faltas como Ella lloró
al verte en aquel lastimoso estado,
despreciemos las vanidades y errores
de este mundo engañoso y obedezcamos
en todo tus santos mandamientos.

¡Oh Clementísimo Señor,
que por amarnos tanto cargaste con la Cruz,
que te ayudó a llevar el Cirineo!

Haz que tengamos la suficiencia necesaria
para abjurar nuestros errores, y préstanos
tu gracia para hacer esa abnegación
con espíritu de fervor y religión.

¡Oh Hermosísimo Señor!
Por la piedad con que aquella santa mujer
llamada Verónica limpió tu rostro,
afeado con el sudor, el polvo y las salivas
que había recibido, haz que se estampe
en nuestras almas tu imagen santísima,
así como se estampó en el lienzo con
que aquella benéfica mujer, te limpió.

¡Oh Santísimo Señor,
por tu segunda caída en la puerta Judiciaria,
agobiado con el enorme peso de la Cruz!

Haz que nuestro entendimiento sea iluminado
para que conozcamos el espantoso
cúmulo de nuestros delitos,
y juremos odiarlos eternamente.

¡Oh Divino Maestro!
Por el llanto de aquellas
piadosas mujeres de Jerusalén,
haz que con las lágrimas
de una verdadera contrición
lloremos nuestros pecados
y purifiquemos nuestras almas.

¡Oh Benignísimo Jesús,
que por nosotros sufriste
caer en tierra por tercera vez,
sin poderte levantar por Ti mismo!

Haz que tengamos la suficiente impasibilidad
para tolerar las injurias de nuestros enemigos
y perdonarlas, así como Tú lo hiciste
con los que tanto te ofendieron.

¡Oh Piadosísimo Señor!
Por el agudo dolor que traspasó
el corazón de María cuando oyó
el primer golpe del martillo
al clavarte de pies y manos en la Cruz,
haz que, abrasados por tu infinito amor,
y considerando tus padecimientos,
vivamos siempre crucificados en tu santo servicio,
para alcanzar la palma del martirio
y alabarte en el cielo eternamente.

Arrepentidos de todos nuestros pecados
te pedimos oh Poderoso Señor,
que calmes la tierra, los vientos y las aguas,
para que a salvo de las furias terrestres
podamos alabar tu santo nombre
y cantar tus alabanzas.

Amén.



lunes, 14 de mayo de 2018

A PACHAMAMA, ORACIÓN PARA HACER OFRENDAS Y PETICIONES


Cada gesto amoroso de respeto hacia la Madre Tierra es un rito apreciado por Pachamama. Es apropiado cantar o cantar mientras se realizan tareas agrícolas, o hacer ofrendas en forma de trigo, arroz o cristales para enterrar al pie de un árbol atesorado, como muestra de gratitud.
 
Otra ofrenda que sería muy agradable a Pachamama, sería por ejemplo, adoptar un pequeño bosque para cuidarlo, o una playa, organizar una reunión entre amigos para despejar la basura de un lugar de la naturaleza, enseñando a los niños a hacer lo mismo.
 
Cualquier acto de amor es apreciado por Pachamama.

ORACION A PACHA MAMA

Planeta Tierra, divina Diosa,
Madre Naturaleza:
 
Eres, la sagrada y poderosa
Reina de todos los Dioses,
dadora y sustentadora de vida
que reinas en el Universo
proporcionando su inteligente equilibrio.
 
 ¡Oh Diosa! te adoro como divina,
invoco tu nombre para pedirte
que sea tu aliento el que nos guíe,
que la luz del sol que nos envías, nos reconforte,
nos purifique y sane nuestras heridas.
 
Tú, que generas toda vida 
y siempre haces que los días se sucedan,
calma las tempestades, 
devuelve la salud a nuestras aguas,
calma los fuegos,
cura nuestros cuerpos y nuestros espíritus.
 
Que tu manto de luz
nos ayude a encontrar la claridad
y que siempre sepamos agradecerte
la belleza que nos proporcionas,
tu, que nos permites ver la belleza de las flores
y disfrutar de su fragancia;
tu que nos provees del alimento
que satisface nuestras necesidades corporales,
así como mantienes el agua fresca y cristalina
para saciar nuestra sed;
sé tu, amorosa Madre, quién
nos guie por el camino de la restauración
para recuperar la salubridad del planeta.


 
Guardiana del cielo, del mar, del viento y del fuego,
 de todos los dioses y poderes,
concédenos por tu influencia
que toda la naturaleza se aquiete y se calmen 
los desastres naturales que nos amenazan.
 
En cada momento de nuestra existencia 
te agradecemos por enviarnos
la agradable luz de cada día,
y que alimentes la vida con tu promesa eterna,
para que cuando el hombre fallezca,
su espíritu se eleve contigo
y su cuerpo vuelva a tus entrañas,
para ser el alimento y renovación de la Vida.
 
Hoy te pido tu condescendencia
 para concederme lo que te pido en esta plegaria:
(Hacer una petición)
para que pueda llenar tu divinidad con gracia,
con la fe que mereces y que deposito en ti.

En la visión dualista de los incas, Inti era la gran divinidad masculina, con una baja contraparte femenina, Pachamama.

El culto de Inti en realidad estaba reservado a una elite restringida, mientras que el culto de Pachamama estaba más conectado con el mundo rural, por lo tanto, con la población y la mayoría de los andinos, que alimentaban para ella una profunda relación mutua de devoción.
 
Se celebraron rituales diarios en su honor para garantizar que hubiera suficiente cantidad de comida disponible. Durante la siembra y la cosecha, las mujeres que trabajaban en los campos solían susurrarle a Mamapacha, derramando, de vez en cuando, sobre su superficie alimentos hechos de trigo, como ofrendas de gratitud.

 
 
 
 

OYÁ, ORACIÓN PARA PEDIR SU PROTECCIÓN


 Madre Oyá, Guerrera poderosa,
que eres dueña de los vientos de la muerte,
y que habitas en el cementerio.

Con tus nueve rayas en el rostro
y tus nueve sayas de colores,
luces tu majestuosa presencia,
haciendo remolinos así en lo alto como en lo bajo,
y con tu risa arrastras con todo lo malo,
llevándote las enfermedades
a donde a nadie le alcancen.

Hoy, te muestro mi respeto,
y el saludo de mi corazón,
allí en el cielo, donde tu moras,
luciendo en tu mano la centella,
y escucho con alegría tu palabra.

Se favorable Madre Santa,
y envía tus buenos vientos
para que no haya penas ni tristeza en mi vida,
que mis pensamientos no se enturbien,
que mi corazón siempre esté contento,
que la desgracia more lejos de mi vida,
que las fuerzas nunca falten para mi.

Dame tu protección, guerrera de los 9 colores,
y aleja las maldades y a los malvados,
para que con tu luz, me proveas de larga vida,
y que tus rayos alumbren mi hogar y a los míos.

Madre mía, nueve días en el cielo,
viento de la muerte, remolino de lo alto,
reina de todos los mercados,
mujer dueña de todos los espíritus,
dueña de la enfermedad,
santa de la raya en la cara bonita,
mujer de mucho poder por mandato de Dios,
para ser Reina de la Muerte,
gracias Madre,
te doy las gracias madre del 9,
en mi nombre y en el de toda la humanidad.












 

viernes, 4 de mayo de 2018

ORACIÓN PARA RECIBIR UNA LLAMADA DE TU AMOR Y QUE REGRESE PARA SIEMPRE


Yo (decir tu nombre)___________

Aquí y ahora, invoco con todo mi poder
a las fuerzas del universo,
para que se dirijan a ti y te encuentren,
_____ (decir el nombre de la persona).

 
Deseo con todo mi corazón
y por ello declaro y ordeno,
que me ayuden a captar tu atención
para transmitirte mi deseo y mensaje,
que quedes interesado y fascinado por mi,
sintiendo la imperiosa necesidad
de llamarme para hablar conmigo
y no pudiendo resistirte para hacerlo.

Con mis mejores energías
y la ayuda de la luz blanca
te envío un mensaje a través de esta oración
para que me extrañes mucho,
para que tu corazón se ablande,
para que dejes lo que estés haciendo
y me llames inmediatamente
o me busques por cualquier medio
a la mayor rapidez posible.


 El destino nos ha separado,
pero con la fuerza de mi amor,
que todo lo ha de poder conseguir,
y con la ayuda de esta esta oración
la magia hará acto de presencia,
provocando que conversemos y
resolviendo todas las dificultades pendientes,
para que podamos recuperar
todos los instantes perdidos,
sin ninguna clase de enfrentamientos,
sin odios ni rencores,
volviendo a recuperar nuestro amor
tan fuerte y poderoso
como en el primer día.

Llámame ya__________

porque yo, ____________

reclamo inmediatamente tu atención,
llámame ya y provoca un encuentro próximo,
lleno de amor, de besos y caricias,
de comprensión y aceptación mutua.


Con mi plegaria pongo en movimiento
y solicito a las fuerzas del universo
que nos reúnan nuevamente.
Le pido a los espíritus de luz,
a los ángeles y a los santos,
a las santas ánimas del purgatorio,
que acudan a la llamada de un corazón
que sufre desesperado de amor,
que siente angustia y desesperación
por añorar tu presencia.

Tú, ________________

acude a mi llamada,
solícito, lleno de amor y ternura,
con las mejores intenciones
de recuperar nuestra dicha y felicidad perdidas.

No te resistas a llamarme,
no opongas resistencia,
doblega tu orgullo y tu carácter,
deja que el amor fluya de nuevo,
sin complicaciones ni problemas.

Yo _______________

Te estoy esperando con los brazos abiertos,
con la firme resolución de hacerte feliz,
de entregarte todo mi amor
y de compartir mi vida contigo.

Invoco a todas las fuerzas del Universo,
para que se pongan en movimiento
con el objetivo de que me llames
en este mismo momento,
te encuentres donde te encuentres.

Amén.


Cuando hagas esta oración, si te es posible,
pon una vela roja y un poco de incienso para purificar,
así será más efectiva.

 
 
 




domingo, 29 de abril de 2018

AL ÁNGEL DE LA GUARDA, ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO POR SU PROTECCIÓN


Oh, Padre mío celestial,
que lleno de bondad y misericordia
en tu infinito amor por tus amados hijos
elegiste un bendito ángel en el cielo,
para ponerlo a nuestro lado,
como nuestro guía y protector
durante nuestra estancia en la tierra
para que obtengamos su ayuda,
custodia y generosidad.

Bien sabes cuanto te agradezco
poder sentir esta presencia divina,
sobre todo en los momentos más difíciles
cuando me abate el desconsuelo,
y entonces presiento su presencia
y que me abraza con su hermosas alas
compartiendo mi tristeza,
escuchando mis penas en silencio
confortándome y aliviando mi dolor.
 


Acepta mi sincero agradecimiento
por tan gran bendición,
no puedo más que alabar tu nombre.
 
Y a ti, hermoso ángel mío,
santo, amoroso y bendito guardián,
que me proteges de peligros,
me guardas de mis enemigos
y me asesoras susurrando en mis oídos
cuando la duda me hace vacilar,
a ti, mi querido amigo,
te ruego que nunca me abandones,
que sigas velando por mi
haciéndome presentir y notar
tu poderosa y sana presencia.

Te amo con todo mi corazón,
mi querido ángel de la guarda,
por ser mi fiel guía y compañero,
por sostenerme antes de mis caídas
con todo tu amor y dedicación.



Vela por mi amado amigo
 con toda la ternura de tu angelical corazón.

Procura mantenerme siempre
en el camino que conduce al cielo,
y no dejes de orar por mi
hasta que haya alcanzado mi destino final,
que no es otro que la salvación eterna.

Siempre te querré, alabándote y glorificándote
por todo el bien que me haces diariamente
cuidándome en cada paso que doy,
vigilando fielmente por mi persona,
fortaleciendo mis pensamientos
y evitando mis angustias y torpezas,
sin descuidarme ni un momento.

¡Oh siervo perfecto de Dios!

Quédate a mi lado,
ahora y siempre,
hasta el momento en que juntos
podamos compartir
la gloria de Nuestro Amado Padre y Señor.

Amén



sábado, 28 de abril de 2018

ORACIÓN Y OFRENDA A POMBA GIRA PARA SEDUCIR, CONQUISTAR, AMARRAR...

 

Pomba Gira, mi reina,
Espíritu de la alegría,
necesito siempre tu magia
y también tu sagacidad
para desviar a la maldad.

Como también la seducción
para poner solución
a mi soledad...

Reina de la noche y del champagne,
del color rojo y negro,
de las rosas y de los cigarrillos,
que tu sonrisa tintineante
como el champagne más fragante
desborde de paz y de felicidad.

sábado, 21 de abril de 2018

A JESÚS NAZARENO, ORACIÓN PARA HACER UNA SÚPLICA


 
Dulcísimo Jesús Nazareno,
Divino Redentor de las almas.
 
Yo tu humilde criatura,
merecedora de tus reproches
por los feos desórdenes de mi vida,
arrojado con dolor a tus pies,
adoro Señor, el inefable Sacramento
de tu Pasión Dolorosa, y en ella
los sensibles, y afrentosos pasos,
que representa vuestra Real Persona
desde que orasteis en el Huerto,
hasta el doloroso encuentro
con vuestra lastimada Madre.
 
¡Oh cuantos fueron aquí los tormentos,
las penas, las afrentas, las congojas!
 
¡Cuanta vuestra paciencia,
vuestra mansedumbre, vuestro amor!


 
¡Y cuanto el gozo con que todo lo padecisteis
por quebrantar las cadenas,
con que el pecado me había hecho su esclavo!

 ¡Quien fuera, Señor, un Querubín
para entender Pasión tan amarga,
y un Serafín para amarla dignamente!
 
¡Oh cuanto os ofendí
pues tanto es costó mi redención!
 
¡Oh que enorme fue mi culpa,
pues tanto importó su rescate!
 
¡Oh que feliz fuera yo, si con la indignación
que concibo contra el pecado,
hecho pedazos mi corazón
por el dolor que siento
saliera a desagraviaros,
dulce Jesús.

 Te suplico amado Jesús mío,
por esos dolores, por esas afrentas,
por esas congojas, no olvidéis esta pobre alma,
 y arrepentido de mi culpa,
miradme, Señor,
poner los ojos en Vos mismo,
herido y afrentado por mi amor. 


No me arrojéis, Señor, de vuestros pies
hasta concederme este favor,
que emplearé en serviros,
y alabaros eternamente.
 
Amén.

Aquí se dice tres veces el Padre nuestro,
Ave María y Gloria, y luego
con fe viva y dolor de sus culpas,
pida cada uno al dulcísimo Jesús
la gracia que desea;
y sea tal que ceda en gloria suya,
y bien de su alma.
 
 

ORACIÓN QUE QUITA DOLORES Y DESCOMPOSTURAS


Mientras se reza esta oración,
hay que ir dando un leve masaje
en las zonas doloridas.

Jesús, María y José,
Santísima Trinidad
las tres Divinas personas.

San Blas adelante,
San Pedro atrás
la Virgen con ellos,
el dolor me han de quitar:

Glorioso San Blas
si estas palabras fuesen buenas,
que vuelvan cuerdas
y coyunturas a su lugar.

viernes, 20 de abril de 2018

ORACIÓN AL ARCANGEL SAN RAFAEL PARA LA SALUD Y PARA PROTECCIÓN EN LOS VIAJES


Omnipotente Dios, de quien son ministros
y mensajeros de vuestras divinas órdenes
los ángeles y arcángeles,
que aguardan vuestros soberanos mandatos
para ejecutarlos inmediatamente,
bien y fielmente.
 
Nosotros hoy venimos
a invocar vuestro favor,
valiéndonos de la intercesión
de uno de los arcángeles más queridos,
de uno de los más poderosos ministros
de Vuestra Omnipotencia,
de San Rafael, cuyo nombre significa
Medicina de Dios,
y al que en la Antigua Ley mandasteis
para que dirigiese y acompañase en su camino
al joven Tobías, diese la salud
a su padre anciano y ciego,
y colmase de felicidad a toda su familia.



Os pedimos, Señor, que hagáis
que el Arcángel San Rafael
sea en este mundo nuestro guía,
y que dirija nuestros pasos
por los caminos de vuestra santa ley,
apartando de nosotros
todos los peligros y riesgos
que el mundo pueda oponer
a la salvación de nuestras almas.
 Os pedimos también
que deis la salud a nuestros cuerpo,
seguridad en nuestros viajes,
y nos otorguéis la gracia que humildemente,
os pedimos, si ha de ser para mayor gloria vuestra
y bien de nuestras almas,
acatando siempre y humildemente vuestra voluntad,
y esperando vuestra gracia
para poder conseguir
nuestra eterna bienaventuranza.

Amen.

Ahora se rezarán tres Padre nuestros
y tres Ave Marías.

Se levantará el corazón a Dios
pidiéndole la gracia
que por el glorioso Arcángel San Rafael
se desea obtener.


Glorioso San Rafael, 
uno de los siete Arcángeles
que rodean el Trono del Señor,
uno de sus principales ministros,
y que lleváis por excelencia
el título de Medicina de Dios:

Oíd benigno las humildes súplicas
de los que hoy, llenos de aflicción
al ver la cólera del Señor,
que tan poderosamente habla al mundo,
porque que ha despreciado
las inspiraciones de su misericordia,
después de haber procurado
aplacar su ira por medio de la penitencia,
venimos a colocarnos bajo vuestras poderosas alas,
cual en otro tiempo en la Ley Antigua
se colocó el joven Tobías y toda su familia,
a fin de que nos miréis con ojos de misericordia,
y dirijáis nuestros pasos por la vía del Señor,
y protejáis a nuestras familias, para que,
viviendo en el mundo arreglados a los preceptos
de nuestro Dios y Señor Jesucristo,
podamos un día,
por vuestra santa intercesión,
adorarlo por toda una eternidad.

Amen.

Al Arcángel San Rafael se le ofrendan velas
de color verde. Su día es el viernes.

Es patrón de los Peregrinos y
Médico celestial, llamado la Medicina de Dios.









ORACIÓN A LA VIRGEN DE GUADALUPE PARA CAUSAS Y PETICIONES URGENTES


Dios te salve María, Mar de misericordia,
Aurora y Precursora de la gracia,
Madre de Cristo Jesús,
 salud del mundo,
Reina de los Ángeles y de los hombres,
Iris que convierte los rigores de un Dios airado,
en dulces misericordias para la humanidad,
alegría del Cielo y de la tierra.

Santa María de Guadalupe,
eres la felicidad de México, de América,
de toda parte del mundo donde se te venera.

Por tu Sagrado Nombre,
y por tu Aparición en Guadalupe,
te pido que estampes en mi alma
con el pincel de tu gracia,
la imagen de tu hermosísimo Rostro,
dándome la joya apreciable de la caridad perfecta
para con Dios y con mi prójimo,
y al llegar mi momento,
una muerte de puro amor de Dios,
y dolor de mis pecados, espero en ella,
tu amable asistencia para alcanzar el perdón
y en esta vida presente amar a mis enemigos,
descartando de mi vida todo odio,
y perfeccionando mis virtudes,
para vivir en gracia,
y gozar de la alegría perfecta,
que es gozar de Dios en tu compañía,
amándole en su Gloria.
 

 Dios te salve María,
fuente cristalina de donde fluyen
copiosos raudales de misericordias,
Cielo que resplandeces y luces
como el Sol, la Luna y las Estrellas:
abrasa, como Sol mi espíritu para amarte;
destierra como Luna las tinieblas de los pecados
qué hay dentro de mi alma
y que para dar paso a la virtud me aprisionan;
influye con tu gracia como Estrella en mí,
para que con tus dulces influencias
ante Dios Nuestro Señor,
me mire con ojos benevolentes
y dé cumplimiento a la petición
que con tanta necesidad y urgencia
hoy te solicito como mediadora:

(Hacer una petición a Nuestra Señora)

Concédeme también, Madre mía,
la gracia para ser un Querubín más
alrededor de tu trono y tu grandeza,
en quien las hermosas huellas de
tus Sagradas Plantas se impriman,
y luzcan en mi como honrosos laureles
alrededor de mis sienes,
y como marca gloriosa en mi corazón,
para que seas mi única dueña y Señora,
y como tu fiel siervo
pueda ofrecerte con esta plegaria
mi amor incondicional y mi devoción.

Tu que eres santa Madre,
defensora incondicional de la familia,
quiero pedirte hoy también
por todos los padres, madres e hijos,
para que con tu divina protección
se sientan unidos en el amor
y seguros bajo tu cobijo.

Y así mismo, no quiero olvidarme
de las almas Santas del Purgatorio,
para que con tu misericordia
y por medio de la preciosa Sangre de Jesús
sean aliviadas y liberadas
de sus penas y sufrimientos
y las conduzcas al descanso eterno.

Dios te salve María de Guadalupe,
salve Gloria y Reina de los Angeles:
te pido tu bendición
y te alabo con estos hermosísimos Espíritus,
y por sus méritos te ruego,
que con su custodia hagas que no me aparte
de sus sabios consejos y de su protección,
hasta el día que deba entrar en el gozo
de la Gloria eterna.

Amén.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs

Google+ Followers