Oraciones Poderosas y Magicas

.
.
.

viernes, 20 de abril de 2018

ORACIÓN AL ARCANGEL SAN RAFAEL PARA LA SALUD Y PARA PROTECCIÓN EN LOS VIAJES


Omnipotente Dios, de quien son ministros
y mensajeros de vuestras divinas órdenes
los ángeles y arcángeles,
que aguardan vuestros soberanos mandatos
para ejecutarlos inmediatamente,
bien y fielmente.
 
Nosotros hoy venimos
a invocar vuestro favor,
valiéndonos de la intercesión
de uno de los arcángeles más queridos,
de uno de los más poderosos ministros
de Vuestra Omnipotencia,
de San Rafael, cuyo nombre significa
Medicina de Dios,
y al que en la Antigua Ley mandasteis
para que dirigiese y acompañase en su camino
al joven Tobías, diese la salud
a su padre anciano y ciego,
y colmase de felicidad a toda su familia.



Os pedimos, Señor, que hagáis
que el Arcángel San Rafael
sea en este mundo nuestro guía,
y que dirija nuestros pasos
por los caminos de vuestra santa ley,
apartando de nosotros
todos los peligros y riesgos
que el mundo pueda oponer
a la salvación de nuestras almas.
 Os pedimos también
que deis la salud a nuestros cuerpo,
seguridad en nuestros viajes,
y nos otorguéis la gracia que humildemente,
os pedimos, si ha de ser para mayor gloria vuestra
y bien de nuestras almas,
acatando siempre y humildemente vuestra voluntad,
y esperando vuestra gracia
para poder conseguir
nuestra eterna bienaventuranza.

Amen.

Ahora se rezarán tres Padre nuestros
y tres Ave Marías.

Se levantará el corazón a Dios
pidiéndole la gracia
que por el glorioso Arcángel San Rafael
se desea obtener.


Glorioso San Rafael, 
uno de los siete Arcángeles
que rodean el Trono del Señor,
uno de sus principales ministros,
y que lleváis por excelencia
el título de Medicina de Dios:

Oíd benigno las humildes súplicas
de los que hoy, llenos de aflicción
al ver la cólera del Señor,
que tan poderosamente habla al mundo,
porque que ha despreciado
las inspiraciones de su misericordia,
después de haber procurado
aplacar su ira por medio de la penitencia,
venimos a colocarnos bajo vuestras poderosas alas,
cual en otro tiempo en la Ley Antigua
se colocó el joven Tobías y toda su familia,
a fin de que nos miréis con ojos de misericordia,
y dirijáis nuestros pasos por la vía del Señor,
y protejáis a nuestras familias, para que,
viviendo en el mundo arreglados a los preceptos
de nuestro Dios y Señor Jesucristo,
podamos un día,
por vuestra santa intercesión,
adorarlo por toda una eternidad.

Amen.

Al Arcángel San Rafael se le ofrendan velas
de color verde. Su día es el viernes.

Es patrón de los Peregrinos y
Médico celestial, llamado la Medicina de Dios.









ORACIÓN A LA VIRGEN DE GUADALUPE PARA CAUSAS Y PETICIONES URGENTES


Dios te salve María, Mar de misericordia,
Aurora y Precursora de la gracia,
Madre de Cristo Jesús,
 salud del mundo,
Reina de los Ángeles y de los hombres,
Iris que convierte los rigores de un Dios airado,
en dulces misericordias para la humanidad,
alegría del Cielo y de la tierra.

Santa María de Guadalupe,
eres la felicidad de México, de América,
de toda parte del mundo donde se te venera.

Por tu Sagrado Nombre,
y por tu Aparición en Guadalupe,
te pido que estampes en mi alma
con el pincel de tu gracia,
la imagen de tu hermosísimo Rostro,
dándome la joya apreciable de la caridad perfecta
para con Dios y con mi prójimo,
y al llegar mi momento,
una muerte de puro amor de Dios,
y dolor de mis pecados, espero en ella,
tu amable asistencia para alcanzar el perdón
y en esta vida presente amar a mis enemigos,
descartando de mi vida todo odio,
y perfeccionando mis virtudes,
para vivir en gracia,
y gozar de la alegría perfecta,
que es gozar de Dios en tu compañía,
amándole en su Gloria.
 

 Dios te salve María,
fuente cristalina de donde fluyen
copiosos raudales de misericordias,
Cielo que resplandeces y luces
como el Sol, la Luna y las Estrellas:
abrasa, como Sol mi espíritu para amarte;
destierra como Luna las tinieblas de los pecados
qué hay dentro de mi alma
y que para dar paso a la virtud me aprisionan;
influye con tu gracia como Estrella en mí,
para que con tus dulces influencias
ante Dios Nuestro Señor,
me mire con ojos benevolentes
y dé cumplimiento a la petición
que con tanta necesidad y urgencia
hoy te solicito como mediadora:

(Hacer una petición a Nuestra Señora)

Concédeme también, Madre mía,
la gracia para ser un Querubín más
alrededor de tu trono y tu grandeza,
en quien las hermosas huellas de
tus Sagradas Plantas se impriman,
y luzcan en mi como honrosos laureles
alrededor de mis sienes,
y como marca gloriosa en mi corazón,
para que seas mi única dueña y Señora,
y como tu fiel siervo
pueda ofrecerte con esta plegaria
mi amor incondicional y mi devoción.

Tu que eres santa Madre,
defensora incondicional de la familia,
quiero pedirte hoy también
por todos los padres, madres e hijos,
para que con tu divina protección
se sientan unidos en el amor
y seguros bajo tu cobijo.

Y así mismo, no quiero olvidarme
de las almas Santas del Purgatorio,
para que con tu misericordia
y por medio de la preciosa Sangre de Jesús
sean aliviadas y liberadas
de sus penas y sufrimientos
y las conduzcas al descanso eterno.

Dios te salve María de Guadalupe,
salve Gloria y Reina de los Angeles:
te pido tu bendición
y te alabo con estos hermosísimos Espíritus,
y por sus méritos te ruego,
que con su custodia hagas que no me aparte
de sus sabios consejos y de su protección,
hasta el día que deba entrar en el gozo
de la Gloria eterna.

Amén.







viernes, 6 de abril de 2018

ORACIÓN A SAN JUAN BAUTISTA PARA RESOLVER NECESIDADES URGENTES


Glorificado por siempre sea el Señor,
que se dignó santificar al bien amado
y bienaventurado Precursor del Mesías,
desde antes que saliendo del claustro materno
comenzara a la luz del mundo
su austera e ilustre vida.

¡Oh, santísimo Juan el Bautista,
que según palabras de la verdad misma,
fuiste en la tierra
el más grande de sus servidores,
y a quien nos complacemos en considerar
que moras en los cielos
grande también por el poder y la gloria!

Recibe, bienaventurado Bautista,
los honores y alabanzas que os rinde
este devoto vuestro con su humilde corazón.
 
Glorioso San Juan,
valiente proclamador de la venida de Cristo,
decidido en la entrega a su amado Jesús.

Ruega hoy a Cristo por mi,
para que también yo sea valiente
en anunciar a nuestro amado Señor.

Intercede por mi, santo mío
para la consecución
de la petición que te hago,

que es para mi de urgente necesidad:

(hacer la petición)

 Líbrame del error del pecado,
 glorioso San Juan, y dame también
 la sabiduría necesaria para seguir la Luz,
para ayudar también a los que más lo necesiten,
a los que me acompañan en el camino de la vida,
e iluminar sus caminos como lo hiciste Tú,
tratando de agradar a Dios,
tratando de vivir y morir en su presencia.

Tu, que clamabas en el desierto
para dirigir a los pecadores
por los caminos del Señor,
hazte oír también de mi alma
y endereza mis pasos con tu asistencia,
por la senda de la virtud
que con tanta constancia practicaste.

Tu, que viniste a la tierra
para dar testimonio de la luz,
alcanza que esa divina luz
me ilumine y que rinda
con mis obras testimonio de ella.

Tu, que mereciste la honra de ser
feliz precursor del Autor divino de la gracia,
haz que este día sea también,
mediante tu intercesión poderosa,
precursor feliz para mi,
del día que espero me sea concedida
la  gracia que con fervor te he solicitado,
para alabarte eternamente
y para que te acompañe en la felicidad
de bendecir y ensalzar perpetuamente
el supremo poder y la misericordia infinita,
de Aquel que hace y recompensa a los santos.

Amén.

La Festividad de San Juan Bautista es el 24 de Junio,
 
Su color de vela es el blanco.

Es el santo que purifica y abre todos los caminos,
tanto espiritual como materialmente.

Brinda su ayuda en las necesidades y
pro­blemas cotidianos.


 

miércoles, 4 de abril de 2018

A LA SANTA MUERTE, ORACIÓN PARA PROTECCIÓN TOTAL DE PELIGROS, AMENAZAS, JUSTICIA...


Eres un ángel en mi vida,
mi señora, Santa Muerte,
tú guías mis caminos,
con tu guadaña me cubres,
ante la justicia me proteges,
de los peligros me salvas,
de mis enemigos me ocultas,
siempre me das fortaleza
y mi salud conservas.
 
Muchos te temen Santísima Muerte,
muchos te aman Santísima Muerte,
otros te imploran Santísima Muerte,
otros te reclaman Santísima Muerte
yo te amo, venero y respeto.

Cubre con tu gran y oscura  capa mis pasos
y así, guárdame de los peligros
de los que me acechan durante el día,
a la espera de poder traicionarme,
de aniquilarme durante la tarde,
de las atrocidades que suelen pasar en las noches,
cuando reinan las sombras mas oscuras.


Ordena a los seres nocturnos, tus siervos
que cuiden y protejan mis caminos,
que me alerten de amenazas traicioneras,
y que me cuiden e indiquen los peligros
para que pueda yo esquivarlos
y cambiar el rumbo de los acontecimientos,
volviéndolos a mi favor,
salvando toda dificultad y obstáculo.

Permite que la paz siga mis pasos,
que el respeto dado sea correspondido,
guarda mis espaldas ante el traidor,
protege con tu oscuro manto
la vida del que te quiere y te venera.

Di a la Luna que vigile mi andar,
mis negocios, a mi familia, a mis aliados,
di a los seres de la noche, tus siervos,
que me guarden de desgracias y calamidades,
di a los entes primordiales
que se abstengan de dañarme, de tragarme.

Mi dulce niña amada, mi señora protectora,
a quien respeto, amo y venero,
Santísima Señora de la Muerte,
cúbreme con tu rico manto oscuro
para que yo pueda ver cada día la luz
con estos ojos que te imploran,
y si la justicia me persiguiera
defiéndeme a tumba abierta,
con toda razón y solvencia
con rapidez, eficacia y diligencia.

Escucha mi ruego
No permitas santa mía,
que decaiga mi ánimo, mi fuerza,
mi fortaleza, mi salud,
Santa Muerte, siente mi fervor
porque siempre recibirás mis ofrendas,
seleccionadas especialmente para ti,
con todo mi cariño, amor, respeto y veneración.

Santa Muerte, ven, acude a mi llamada,
atiende a tu fiel y devoto siervo.
nunca me dejes en el abandono,
cuida de los míos, como si de mi mismo se tratara,
destruye al traidor y al malvado,
al que me maldice, al que me odia,
al que me traiciona,
al que con artes ocultas, desea mi mal.
 
Ocúltame cuando ser visto, no deba,
cuando el peligro me aceche,
cuando mi vida esté amenazada,
cuando mis intereses quieran quebrar,
cuando las amenazas me acechen,
que yo sabré recompensarte siempre,
mi amada niña, mi protectora Señora,
mi bien más querido,
mi devoción más sincera,
mi más poderosa amiga,
mi constante compañera,
¡guárdame de todo mal!

Amén.



lunes, 2 de abril de 2018

A SANTA CATALINA DE SIENA, ORACIÓN PARA DEJAR DE SUFRIR POR AMOR


Santa Catalina de Siena, modelo de humildad,
en quién Dios nuestro Padre encendió
la llama del amor santo
al meditar en la Pasión de Jesús, su Hijo.
 
Siempre fuiste una niña alegre y jovial,
aún siendo la más joven de veinticinco hermanos,
 que al cumplir seis años,
tuviste una visión de Dios y de los santos
lo te inspiró y determinó tu vocación
para unirte a las hermanas dominicanas
a pesar de los deseos de tus padres
de que te casaras siendo una mujer joven.
 
Así Santa Catalina, siempre has sido
una gran madre benevolente
de los pobres y de los enfermos
a quienes dedicaste tu vida
entregando las flores de tu juventud inocente
al servicio de tu Esposo Celestial
así como a la paz y la unidad de la Iglesia.
 
A pesar de tu corta vida
y de no haber ocupado cargos de responsabilidad
estabas lleno de sabiduría,
el don especial de Dios,
y sabías cómo guiar incluso a los Pontífices,
así cómo extinguir las ardientes pasiones
y restaurar verdadera paz entre las personas.
 
¡Cuán inspiradores son tus escritos espirituales
y cuán heroica es tu vida abnegada!
 
Santa Catalina, amable madre del sufrimiento,
intercede hoy por mí,
porque esas pasiones que tu lograbas controlar
hoy son la causa de mi desesperación
ante el abandono de mi ser amado
y necesito tu ayuda para su regreso
o si esto no fuera posible
para que alivies mi sufrimiento
y me ayudes a olvidar y poder recuperar
la felicidad junto a otra persona.
 
Tu que llegaste a conocer el amor de Jesús,
de una manera tan ardiente
concédeme tu compasión, cumple mi petición,
te lo pido en su santo nombre y por él.
 
Tu que brillaste, Santa Catalina,
con el amor Divino en la contemplación
de la Pasión del Señor ayúdame,
para que mi vida vuelva a brillar
sin resentimientos ni angustias,
 ruega por mi, santa mía,
para que pueda recuperar mi corazón
y mantenerlo curado de los males del amor.
 
Misericordiosa madre de los enfermos,
ruega por mi, porque este sufrimiento
me hace padecer tanto como la más grave
de las enfermedades físicas,
 y tu que eres refugio de los tristes,
me harás encontrar consuelo.

Santa Catalina, rosada paciencia,
modelo de humildad,
lirio de castidad, vasija de gracias,
ejemplo de ternura y suavidad,
promotora de la paz,
ruega para que encuentre  la serenidad.

Madre santa que fuiste
el terror de los espíritus malignos,
aleja de mi los momentos amargos,
la depresión y la tristeza,
y si es posible y para mi bien
ayúdame a recuperar el amor perdido.

Santa Catalina, fiel seguidora
y amante esposa de Jesús,
 ruega por mi para que pueda
volver a encontrar la paz de mi mente,
sin que siga sufriendo por amor.
 

El 29 de abril es la fiesta
de Santa Catalina de Siena,
Doctora de la Iglesia.
 
Es una de las más grandes santas
de la Iglesia Católica,
Nació en 1347 en la ciudad italiana de Siena.


domingo, 1 de abril de 2018

A LOS 7 ESPÍRITUS DE LA FORTUNA, ORACIÓN PARA ATRAER BUENA SUERTE Y ABUNDANCIA


Abro mis puertas hoy,
con mucha esperanza y buena fe,
a los siete espíritus de la fortuna
esperando que pronto lleguen a mi casa,
y que la felicidad y la salud estén en mis puertas.

Que llegue la fortuna a raudales,
que vengan a mi los golpes de buena suerte,
que se abran las puertas de la prosperidad,
que el progreso llegue a mi vida
desterrando toda mala suerte,
ruinas y malas rachas.


Por los siete Pueblos Principales,
por los siete Libros Sagrados,
por los siete Candelabros del Templo de Salomón,
por los siete Huesos de la Cabeza de Dios,
por los Santos Ángeles Guardianes,
por los tres arcángeles,
San Miguel Arcángel, San Rafael, San Gabriel,
que son guías y Guardas de Dios.

¡Oh poderosos 7 espíritus de la fortuna!


Acudid prestos a mi llamada,
ya que necesito vuestra ayuda urgente
para que me sonría el porvenir
y mi vida se dirija y encauce
por el camino de la prosperidad,
de la abundancia y de la felicidad.

Mis sabios 7 espíritus dorados,
radiantes, sutiles y benefactores,
miradme con vuestros benevolentes ojos
y favorecedme con vuestros maravillosos dones,
no permitáis que la miseria reine en mi vida,
¡libradme de la inseguridad y la miseria!

Guardianes de los tesoros escondidos,
amables y generosos,
compartid conmigo vuestra fortuna,
que yo sabré darle un uso justo,
comprometiéndome a compartir una parte
con las personas mas desfavorecidas,
ayudando al necesitado.

Acudid prestos a mi llamada
y que la Bendición de Dios Padre Omnipotente
del Hijo y del Espíritu Santo
descienda sobre nosotros.

Amén

 

Como ofrenda puedes poner:
un velón de 7 colores o una vela dorada.
 
 
 

CON EL VELO DE MARIA, ORACIÓN PARA PROTECCIÓN DE TODO MAL


Con el velo de María seamos cubiertos,
ni heridos ni muertos,
ni presos ni cautivos.

De nuestros enemigos defiéndenos,
el poder de Dios nos valga,
la fuerza de la fe,
la pureza de María Santísima
y la castidad del Señor San José.
 
Dulce Madre no alejes tu vista de mí
no la desvíes, no la apartes,
ven conmigo a todas partes.
solos nunca nos dejes,
y ya que nos proteges tanto,
 como verdadera Madre,
haz que nos bendiga el Padre,
 el Hijo y el Espíritu Santo.

Santa María, Madre de Dios,
con tu divino velo
de todo lo malo, protégenos.

Que con él nos cubras en cada ocasión
en que amenazados estemos
de acechos y peligros,
de toda enfermedad,
de la maldad del enemigo,
y de todo pedrisco y temporal.

Sea tu sagrado velo,
castísima Virgen pura
el que nos proporcione refugio,
contra toda inquinidad,
malos ojos, malas lenguas,
traiciones y violencias,
envidias y terquedad.


Ese velo tan hermoso
que luces con humildad
sea nuestro cobijo
en caso que la desgracia amenazante
quieran hacernos llegar.

No permitas Madre Santa,
que el maligno nos descubra,
desprotegidos nos encuentre
y nos haga blanco de su maldad,
antes bien, Reina del Cielo,
con tu velo nos ocultes,
y a salvo de todo mal
quedemos tus amados hijos
visibles ante tus hermosos ojos
fuente de toda bondad.

Con el velo de María seamos cubiertos,
ni heridos ni muertos,
ni presos ni cautivos.

Amén
 
 
 
 
 

viernes, 30 de marzo de 2018

A SAN VICENTE FERRER, ORACIÓN PARA RESOLVER PROBLEMAS CON LOS HIJOS REBELDES Y CON PROBLEMAS

 
Glorioso San Vicente Ferrer,
humilde predicador Dominico  
a quien llamaban el gran cazador de almas
por tu inmensa labor al evangelizar Europa.

Tus predicaciones sobre el juicio final
en las que anunciabas su inminente llegada 
y del cual te presentabas
como el santo ángel del Apocalipsis
lograron convertir a la fe cristiana
a infinidad de almas
que gracias a tu labor, ganaron el cielo.
 
En el año 1410 conseguiste la fundación
del primer orfanato del mundo,
registrado en la historia europea,
y que todavía sigue en pie y funcionando.

 

¡Cuantos niños han sido acogidos
y mejorado sus pobres condiciones de vida
gracias a ti, amado santo!
 
Tu acción directa con los pobres y necesitados
te ha merecido la bien ganada gloria
de la que ahora disfrutas en el Cielo:
¡nunca hubo palabras para agradecerte
tus maravillosas acciones con los más necesitados!
 
Tu palabra era fuego
que conmovía el corazón de las multitudes,
que, haciendo pública penitencia,
abandonan sus situaciones de pecado.
"Amar al Señor, tu Dios, con todo tu corazón,
con toda tu alma, con todas tus fuerzas",
era la ley que te movía, y que transmitías
con toda tu elocuencia y bondad.
 

"Sed constantes, seguid el camino hasta el fin,
seguid el camino de la cruz,
soportad con paciencia,
porque el premio estará en el Cielo"
decías en valenciano, y todos
te entendían perfectamente en tu lengua nativa,
por lo que se consideró
que poseías el "Don de lenguas":
 
Dios te daba un gran don para que todos
pudieran escucharte, eras comprendido
por castellanos, franceses, vascos,
italianos del Piamonte y Lombardía...
 
Hoy necesito de tu elocuencia
y de tu amor para con los niños y jóvenes.
Necesito que me facilites el camino
para que mi hijo me escuche
y devolverlo a la buena senda. 
 
Mi hijo (decir el nombre)
tiene problemas de personalidad,
se junta con malas compañías
que lo arrastran a la rebeldía,
a los vicios, a la mala vida,
y eso para una madre (o padre),
ver como día a día se desvía del buen camino,
es un infierno en vida.
 
¡Ayúdame querido santo mío!
Tu que tanto bien lograste
con los niños abandonados,
no permitas que el mío
caiga en la depresión, en el abatimiento,
en la desdicha, y lo que es peor,
que pueda dañar con sus actos a nadie.
 
Dame tu consejo, inspira mis palabras,
dame tolerancia y paciencia,
y consigue que su carácter se modifique,
que vuelva a la senda del bien y del respeto,
que consiga un porvenir feliz,
que forje su futuro en la honestidad,
y que el día de mañana,
llegue a ser un hombre de bien.
 
Seguro que con tu ayuda puedo conseguirlo,
y tendrás el agradecimiento perpetuo
de una madre que sufre por su hijo.
 
Amén.
 

 
 
 

jueves, 29 de marzo de 2018

A SAN PEREGRINO, ORACIÓN PARA ENFERMOS DE CÁNCER

 
Glorioso San Peregrino,
a quién en vida llamaban
"Ángel del Buen Consejo"
y santo patrono de los enfermos de cáncer
dolencias en los pies o de enfermedades incurables
ya que Dios hizo en ti el milagro
de que la noche antes de la cirugía 
para amputar tu pie derecho
por culpa de un tumor canceroso
pasaste horas en oración
y quedándote dormido, soñaste
que Cristo estaba tocando y sanando tu pie.
 
La gran emoción sentiste, te despertó.

A la tenue luz de la luna,
viste tu pie, cuidadosamente vendado,
y ¡estabas completamente curado!
 
Hoy soy yo quien necesita de tu ayuda,
y a ti dirijo mis súplicas,
implorando tu ayuda en la lucha
contra esta terrible enfermedad.
 
Me siento muy enfermo
e inseguro de mi vida en este momento.
Esta grave enfermedad me hace anhelar
una señal del amor de Dios,
y es bien sabido que
los enfermos que han recurrido a ti
con fe en sus oraciones,
algunos se curaron cuando
susurró "Jesús" en sus oídos.
 
Ayúdame a imitar tu fe constante
 cuando te enfrentaste ente la gravedad
del cáncer y la cirugía que necesitabas.

Ayúdame a confiar en el Señor
de la manera en que lo hiciste tu
en ese momento de gran angustia.
Yo también ahora quiero ser sanado,
pero sobretodo le pido a Dios
la fortaleza para llevar esta cruz en mi vida
y poder soportar el miedo y el dolor
que esta terrible enfermedad me provoca.

Necesito sentir cerca la presencia de Dios
para mejorar mi estado de ánimo,
y de esta manera tener más fortaleza
para luchar contra el temible enemigo
que es una enfermedad tan dura,
que destroza mi cuerpo y socava mi espíritu,
para que en mi vida, a pesar de las dificultades,
la angustia y el miedo que ahora experimento,
vuelva a aparecer la esperanza.

Dame fortaleza para afrontar
estos tan duros momentos,
ponme en manos de los médicos adecuados,
bendice las medicinas prescritas,
atenúa mis dolores,
y sobre todo, acrecienta mi fe,
para que no decaiga en tan duro camino.


Oh Glorioso San Peregrino,
sé una inspiración para mí
y un solicitante de esas gracias necesarias
de nuestro amoroso Padre.
Ruega por mí, a Dios Nuestro Señor,
para que halle gracia en su presencia
y obre en mí en milagro de la sanación.
En tus manos deposito mi dolencia,
San Peregrino amado,
con total fe e inmensa confianza
de que atenderás mis súplica,
y que por mi fe en ti y en mi amado Dios,
yo también seré curado.

Amén.
 
Afirmaciones en la lucha contra el Cáncer:
El cáncer no puede romper las esperanzas.
No puede hacer desaparecer el amor.
No puede disminuir mi fe.
No puede destruir mi confianza en mi mismo.
No puede matar la amistad.
No puede silenciar mi valor.
No puede invadir mi alma.
No se puede apagar mi espíritu
y nunca, nunca, podrá hacer
que yo deje esta lucha,
en la con la ayuda de San Peregrino,
saldré sano y victorioso.
 
 



miércoles, 21 de marzo de 2018

ORACIÓN PARA AGRADECER SUS CUIDADOS AL SANTO QUE LLEVA NUESTRO NOMBRE

 
Siervo vigilante y Amigo,
fidelísimo y amado del Señor,
dulce Patrón mío,
bajo cuya protección me puso
la amorosa Providencia de Dios
al purificarme con las limpias
y saludables aguas del Bautismo.
 
Confuso estoy y lleno de rubor
por no haberme aprovechado
de tus ejemplos e inspiraciones,
y por haber dejado pasar días enteros
sin hacer memoria de ti,
ni de los inmensos beneficios,
cuidados y cumplimientos
que siempre has dado a mis peticiones.


 
Pero agradecido,
ya te doy por ellos infinitas gracias,
y te suplico me ampares
hoy y siempre
con tu especialísima protección,
para que me porte este
y los demás días de mi vida
como corresponde a un corazón honrado
con tan esclarecido nombre,
el mismo que llevas tu,
querido amigo y protector.
 
No permitas que yo
te profane jamás
con una vida desarreglada;
antes bien consigue
que me sirva de estímulo
para imitar tus virtudes,
de freno con que reprima mis pasiones,
y de fuerte escudo con que rebata
los tiros del mundo,
del demonio y de la carne.
 
Todo esto con el fin
de que siendo en vida semejante a vos,
logre veros eternamente en la gloria.


 
Sigue escuchando mis súplicas,
amado santo protector,
porque tu que ya viviste en este mundo
conoces sus peligros y desventuras,
y nadie mejor que tu
para comprender los problemas terrenales
que día a día surgen
perturbando la tranquilidad,
enfermando el cuerpo y el alma,
y llenando nuestras vidas
de carencias y necesidades.
 
No me dejes en el abandono,
bondadoso protector,
hasta el día en que consiga
una vez llegado mi momento
agradecerte todos tus cuidados
en la Gloria de Dios Padre.
 
Amén.
 
No te olvides de rezarle un Padre nuestro cada día,
y de comulgar en su honor el día en que se celebra su fiesta.
 
 
 
 

SEMANA SANTA: ORACIONES PARA EL SÁBADO SANTO


Dios; que haces resplandecer
esta sagrada noche
con la gloria de la resurrección del Señor,
conserva en los nuevos hijos de tu familia
el espíritu de adopción que les has dado,
para que renovados en el cuerpo y en el alma,
te sirvan con pureza de corazón.
 
Por el mismo Jesucristo, tu Hijo.

LECCIÓN DE LA EPÍSTOLA DE SAN PABLO APÓSTOL A LOS COLOSENSES (Cap. 3)

Hermanos:

Si habéis resucitado con Jesucristo buscad las cosas que son de arriba, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios Padre; saboreaos en las cosas del cielo, no en las de la tierra. Por-que muertos estáis ya, y vuestra nueva vida está escondida con Cristo, en Dios.
 
Cuando empero aparezca Jesucristo, que es vuestra vida, entonces apareceréis también vosotros con él, gloriosos.

SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (Cap. 28)
 
En la noche del sábado, al amanecer el primer día de la semana o domingo, vino María Magdalena con la otra María, a visitar el sepulcro. A este tiempo se sintió un gran terremoto, porque bajó del Cielo un Ángel del Señor, y llegándose al sepulcro, removió la piedra, y sentóse encima.
 
Su semblante brillaba como el relámpago, y era su vestidura blanca como la nieve. De lo cual quedaron los guardas tan aterrados que estaban como muertos.
 
Mas el Ángel, dirigiéndose a las mujeres, les dijo:
 
Vosotras no tenéis qué temer; bien sé que venís en busca de Jesús, que fue crucificado; ya no está aquí porque ha resucitado, según predijo. Venid, y mirad el lugar donde estaba sepultado el Señor. Y ahora id, sin deteneros, a decir a sus discípulos que ha resucitado; y he aquí que va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis; ya os lo prevengo de antemano. 

 ORACIÓN
 
 Infúndenos, Señor,
el espíritu de tu caridad,
para que aquellos que has alimentado
con los sacramentos de la Pascua,
hagas por tu piedad que vivan unidos de corazón.
 
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que siendo Dios, vive y reina contigo
y con el Espíritu Santo.
 
 




VISITA MI NUEVA WEB...

VISITA MI NUEVA WEB...
Te gustará...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs

Google+ Followers